Cómo tratar las bolas de pelo en los gatos


Si notas que tu gato tiene bolas de pelo y vomita en exceso puede ser que sufra de alguna anomalía que hay que tratar.

Cómo tratar las bolas de pelo en los gatos

El sistema digestivo de los gatos está  preparado para digerir el pelaje. Los felinos son de los animales más limpios que existen. Por  ello a lo largo del día es habitual verlos lamerse para limpiarse y quitarse el pelo viejo así como la suciedad. En este ritual es normal que se traguen la mayoría del pelo. No es peligroso porque la mayoría lo eliminan mediante las heces.

Deberíamos preocuparnos si el gato se lame en exceso  porque tanta cantidad de pelo no llegaría al intestino delgado y la bola de pelo puede volver a subir y provocaría el vómito.  No sería alarmante si no vomita muy a menudo, pero si lo hiciera podemos estar hablando de un problema.

¿Cuándo debo preocuparme?


Los gatos son excesivamente limpios y aquellas razas de pelo largo es normal que se le forme, de vez en cuando, las bolas de pelo.  Pero no es muy habitual verlos constantemente lavándose porque podríamos hablar de un gato que sufre estrés o ansiedad. Puede ser derivado de un cambio en los hábitos o que haya un nuevo miembro en el hogar.

Si el gato ha sufrido cambios recientes en sus hábitos alimenticios puede causarle reacciones alérgicas y llevarlo a estar constantemente lavándose. Y es que cualquier parásito en la piel puede ser una causa de exceso de aseo.

Revisar si el gato tiene pulgas o sarna. Hay que recordar que los gatos tratarán de acicalarse más de lo normal para eliminar cuerpos extraños de su pelaje. Si las pulgas están presentes, lo más probable es que se laman más de lo normal.

Problemas más graves


Si las bolas de pelo son muy frecuentes puede que el gato sufra de problemas intestinales. Podría tener una enfermedad inflamatoria intestinal, que hace que los intestinos no realicen sus funciones correctamente. Si tiene diarrea, pérdida de peso y vomita constantemente, las bolas de pelo pueden ser una advertencia de que sufre este tipo de anomalías.

En alguna ocasión las bolas de pelo puede bloquear el intestino, entonces, el  gato vomitará más de lo normal y llegará a rechazar la comida.  Hay que llevarlo al veterinario para que este le haga un chequeo que dictamine el problema y ponga remedio a la causa.

Cómo tratar las bolas de pelo en los gatos


Se recomienda si la situación es grave sea el veterinario quien ponga el tratamiento a seguir.  Si así no fuera y estemos hablando de algo puntual somos nosotros quienes tenemos que ponerle freno ayudando al gato en su rutina diaria con el aseo.

Para ello tendremos que tener un cepillo especial para gatos, le cepillamos el pelo para eliminar la mayoría del exceso de pelo antes de que puedan ingerirlo. Los gatos con pelo corto son menos susceptibles a tragar excesivo pelo, pero los gatos de pelo largo lo necesitan sin que tengan problemas. Además cepillándolo  le ayudaremos a quitar todos los pelos muertos que después van dejando en cada rincón o sofá de la casa.

También se le puede ayudar si le damos una dieta rica en fibra ya que esto hará que el gato digiera mejor los pelos.

De todos modos ante cualquier duda es mejor asesorarse por el veterinario para evitar patologías mayores.

Publicar un comentario

0 Comentarios