¿Por qué maúlla mi gato?

gatos maullan


La manera de comunicarse los gatos es mediante el maullido. Aunque depende de muchas circunstancias y situaciones que unos gatos sean más habladores que otros. Si en tu caso ves que tu gato de repente maúlla más de la cuenta es porque le sucede algo o simplemente quiere conseguir algo de ti.

Tenemos que tener en cuenta que no todos los gatos maúllan con la misma intensidad ni producen el mismo sonido. A no ser que tenga un cambio de comportamiento brusco suele ser de lo más normal.

Hay algunas razas de felinos, como los siameses, que por su naturaleza suelen reclamar la atención constantemente porque quieren ser el centro de atención y estar recibiendo caricias siempre.



Si conoces a tu gato cien por cien sabrás que cuando maúlla más de la cuenta es porque quiere o le sucede algo en especial.

Razones por las que maúllan


                ➤ Celo. Cuando los gatos no castrados entran en la temporada del celo notarás que sus maullidos son constantes, en las hembras son muy fuerte y  en los machos cuando sienten que hay una hembra cerca.

Realmente pueden llegar a ser muy molestos los maullidos de los gatos en época de celo y más si los tienes en casa. Lo recomendable es tenerlos esterilizados.  Aunque no nos parezca importante, los gatos en época de celo si no se aparean, no lo pasan nada bien. Las hormonas le revolucionan su día a día.

               ➤ Reclaman un saludo. Si eres de esas personas que pasan todo el día fuera de casa no es nada anormal que a tu llegada el gato maúlle constantemente reclamando mimos. Es su modo de demostrar que está feliz de tenerte en casa.

               ➤ Se aburre. Si de repente notas que tu gato se pone a maullar reclamándote la atención es sinónimo de estar aburrido y quiere jugar.  Si le tienes siempre juguetes a mano o en su cajita, puedes mostrárselos hasta que consiga entretenerse con ellos.

              ➤ Vejez. Los gatos mayores tienden a perder las facultades como la vista y el oído. Y al igual que nuestros ancianos necesitan nuestra ayuda, nuestros felinos también la reclaman.

También pueden sentirse doloridos y enfermos,  para ello tenemos que observar si han modificado sus hábitos. Si no sabemos qué puede afectarle lo mejor es llevarlo al veterinario.

Tenemos que tener presente que aunque un gato maúlle, no siempre significa que le esté pasando algo. Si tiene todas las necesidades cubiertas no es necesario prestarle atención inmediatamente.

Educando a un gato exigente con los maullidos


Os voy a poner un ejemplo muy claro que a mí me sirve con mi gata Medusa, una gata que reclama, de vez en cuando, atención, golosinas o cuantos afectos se le pase por su cabeza y las quiere de hoy para antes de ayer.

Cuando estoy en la cocina, lugar donde ella sabe que está su despensa alimenticia, si me viene miando porque quiere golosinas, la ignoro y sigo a lo mío,  es decir, no le doy la golosina inmediatamente. Le hablo y le digo que se espere.

A medida que ve que no consigue su objetivo, insiste en reclamar mi atención, pasa de maullar a mordisquearme las piernas.  Me ronronea y se pone súper  mimosa, se me cruza constantemente y tengo que tener mucho cuidado para no pisarla porque se llega a poner muy pesada.

La sigo ignorando hasta que se cansa porque ve que no va a conseguir su objetivo.  Sale de la cocina o se me tumba, pero en silencio. Entonces cuando veo que se le ha pasado el capricho, es cuando le doy la golosina.

¿Qué se pretende con esto?


Enseñarle que no siempre con sus constantes maullidos consigue sus caprichos inmediatamente.  Y no es que Medusa sea una gata escandalosamente ruidosa con sus ‘miaus’,  es muy discreta pero muy insistente cuando quiere algo.

Con mucha constancia terminan aprendiendo que tanto los mimos, los caprichos o los juegos se consiguen igualmente con el silencio y sin necesidad de gritar.

Aunque pensemos que los gatos no nos entienden nos equivocamos, son muy inteligentes y saben lo que hacer para conseguir su propósito.

Seguro que tienes tu propia historia de tu gato hablador. La puedes compartir y así entre todos aprender los distintos comportamientos de estos felinos tan fascinantes.


Publicar un comentario

0 Comentarios